lunes, 2 de marzo de 2009

A quien pueda interesar


Juantxo Cruz publicó en su blog las respuestas a una entrevista sobre infografía que le hizo la estudiante de periodismo de la Universidad Federal de Santa Catarina, en Brasil, Nayara Rinaldi Nunes. Les recomiendo que la lean completa, pero quise poner aquí las tres respuestas que más me gustaron y que reflejan perfectamente por lo que estamos pasando actualmente en El Universal con todo este tema de la integración redaccional.

¿En su opinión, cuáles son las principales diferencias entre la infografia de periódicos impresos y de periódicos en internet?

El lenguaje de lo estático funciona muy bien en la red. No ha sido suficientemente valorado. Está en pleno auge en blogs y sitios especializados. El gráfico estático de toda la vida, la gráfica simple, un gráfico de barras o de fiebre, por ejemplo. Sin embargo, muchos editores de Internet los rechazan. Dicen que lo estático no es propio de internet. Es absurdo.

No piensan lo mismo de las fotografías. Tenemos vídeo y fotografía. No se pegan. La fotografía es un recurso primario en Internet. El gráfico estático no. Gran error.

Internet, por supuesto, ha traído un lenguaje propio, distinto del papel, de lo estático: los gráficos dinámicos, narraciones visuales que desarrollan una historia. Aquí el tema cambia. No se puede abordar este tipo de trabajos igual en el papel que en Internet.

Se puede adaptar un gráfico de papel a Internet, pero funciona a medias. Lo suyo es pensar el gráfico para papel desde cero y el gráfico de internet también desde cero. Si por el camino se encuentran recursos comunes, se aprovechan. Para eso, hay que especializarse, dejar a cada equipo que trabaje en lo suyo.

La interactividad es propia de internet. Y pensar una gráfica interactiva nada tiene que ver con pensar un gráfica estática. En la primera existe una narración visual, que se apoya en vídeos, fotografías, ilustraciones, textos… Todo ello se conjuga con programación. El papel es otra cosa.

¿El Mundo invierte en la formación de los profesionales? ¿Ustedes hacen cursos teóricos y/o prácticos?

Sí. Llevamos tres años dando cursos periódicamente. Cursos de Flash y 3D, sobre todo. Al principio todo el mundo pasó por el curso de Flash. Ahora esto ya no es así. El tiempo pone las cosas en su sitio.

Los cursos deben darse de acuerdo al perfil del infografista. Un infografista que está en el equipo de papel no va a tener tiempo de hacer infografías en Flash. Está bien que asista a un curso para introducirse. Es más interesante que alguien que ya sepa Flash se especialice en el programa y que el que el que sepa 3D se especialice en ello.

¿Cuál es su opinión acerca del trabajo de The New York Times? ¿Hay alguna expectativa de invertir en “infografías en base de datos” en El Mundo?

The New York Times. Una gema. Esperemos que sobreviva a la crisis y que mantenga el equipo actual. Impresionante.

Efectivamente, The New York Times empezó a jugar con las bases de datos y darles una salida gráfica, visual. Una apuesta por el equipo de programación que pocos más han hecho.

En España, todo va más despacio. Los resultados de las elecciones que se celebran hoy mismo, se hacen automáticamente recogiendo los datos de las bases electorales oficiales. Desde luego, es una línea que hay que tomar.

Hace falta inversión. Aquí todavía el paisaje está muy nublado, se cree en el hombre orquesta, por puro desconocimiento. La integración no ahorra dinero. Al revés. Es necesaria y hay que hacerla, pero cuesta dinero. En la línea del Times.